Archivo para 24 agosto 2013

¿Y qué tal uno de estos…?

Se trata de un Volkswagen Golf Cabrio de 1979. Precioso vehículo al que ya podemos considerar un clásico.

Hay bastantes de estos coches en las páginas de compra-venta de vehículos usados, y también se ven piezas y despieces a precios, aunque caros, relativamente asequibles.

?????????????

La verdad es, que como objeto, yo lo encuentro bello, todo un clásico, que se distingue de otros coches por sus líneas sencillas, casi básicas, pudiendo encontrar en él, cierto contacto con los Ford Fiesta de la época y también con otros coches más grandes.

Es elegante, es deportivo, es lo que cada uno queramos ver en el, y lo cierto es que se trata de un coche relativamente seguro y de consumo aceptable. Todo un candidato para un coche a mantener.

También, otra cuestión que lo hace atractivo es que se puede personalizar, y un simple cambio de llantas, modifica totalmente el aspecto del coche, quizá por lo que ya hemos comentado, su sencillez de líneas.

Para pensárselo dos veces, ¿si? No obstante, y pese a todo, sigo soñando en mi MG 1100.

Anuncios

El paso del tiempo.

Existen en la actualidad diversos programas de TV en los que aparecen todo tipo de vehículos, comprados por poco dinero, los cuales, con un poco de ingenio, cariño y trabajo, dejan flamantes los talleres.

Algunos son clásicos, y otros, o bien son “experimentos” o rarezas para nuevos propietarios. En todo caso, ayer le tocó el turno a un MG.

Pasa el tiempo y me sigo viendo atraído por estos coches. Cada vez me gustan más, y cada vez estoy más convencido que si tuviese un buen poder adquisitivo, me haría con un “clásico popular”. Sin lugar a dudas con un MG 1100 o un 1300 como el de la imagen.

Ofertas hay alguna, y de coches muy hermosos en sus acabados pero, ¿por qué me atraen estos vehículos? No tengo la respuesta, simplemente me gustan.

MG-1100-AUTHI

El de la imagen, ya veis, de un portal de compraventa… y es que sólo es cuestión de tener los euros que piden por él. El problema también es, que para mí también pasa el tiempo.